• Todo el Canto gregoriano


    en la palma de tu mano

    Todas las grabaciones, todas las partituras y todos los textos traducidos


    ESCUCHA GRATIS

¿QUÉ ES NEUMZ?

Neumz es la única grabación en el mundo con todo el canto gregoriano completo. Más de 7000 horas en una App para iOS y Android

Todo el repertorio gregoriano, grabado por la comunidad de monjas benedictinas de Notre-Dame de Fidélité de Jouques, en la Provenza francesa.


Cada canto está sincronizado con su partitura en notación cuadrada, el texto en latín y su traducción a varios idiomas.


Neumz es la primera y única grabación completa y la primera fuente digital completa de materiales litúrgicos. Todos los contenidos del salterio, el leccionario, el colectario, el antifonario, el responsario y el gradual están así reunidos a modo de “Liber Digitalis” multimedia del siglo XXI.

 

neumz-app

     

  • Oficio Divino

    Maitines (Ad Matutinum)
    Laudes (Ad Laudes)
    Horas menores (Ad Tertiam, Ad Sextam, Ad Nonam)
    Vísperas (Ad Vesperas)
    Completas (Ad Completorium)

  • Ordinario y Propio de la Misa

    Todas las variantes de los cantos del Ordinario
    Propio de la Misa de ciclo de tres años del Novus Ordo
    Misas votivas

  • Calendario litúrgico completo

    Neumz presenta el calendario litúrgico de una manera sencilla adaptándolo al calendario solar. Recalculamos el orden litúrgico todos los años para que tú no tengas que hacerlo.

features

Canto gregoriano

Grabaciones completas diarias de audio en alta fidelidad de las hermanas de Notre-Dame de Fidélité.

LIVE SCORES

Sigue la partitura de cada canto en notación cuadrada, que se va moviendo con la música.

Textos y traducciones

Visualiza simultáneamente los textos latinos con sus traducciones al español, inglés, francés, alemán e italiano

RADIO

Escucha los cantos de cada hora




Gratis

  •  
  • Más de 2000 horas de grabaciones
  • Sigue la música con la partitura
  • Todos los textos latinos
  • Textos traducidos a varios idiomas
  • Eschucha a la carta no disponible
  • 3 meses de prueba
    con todas las prestaciones
  • Cantos favoritos (próximamente)

MECENAS

¡Escucha lo que quieras y cuando quieras! Oferta especial lanzamiento 33% de descuento durante 3 años comprando hasta noviembre

5.99€/mes

  • 8.99€ ¡Ahorra €3!
  • Todo el plan Radio
  • Escucha a la carta
  • Desbloquea todo el calendario
  • Búsqueda avanzada por tipo de canto, nombre,
    uso, fuente, y CantusID (próximamente)
  • Audio mejorado en calidad
    lossless master (próximamente)
  • Modo offline de descarga (próximamente)
  • Comparte tus playlists personales (próximamente)

MECENAS ANUAL

Ahorra pagando de año en año y ¡llévate dos meses gratis!



€ 59.90€/año

  • ¡Ahorra €11.99!
  • Todo el plan mecenas
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  



La web app será gratuita hasta que terminemos de añadir los cantos de todo el año a nuestra base de datos. Después de que lancemos las aplicaciones móviles en otoño de 2020, seguiremos ofreciendo una versión gratuita en “modo radio”, permitiendo a los usuarios escuchar los cantos de cada hora. Escuchar audio a la carta será posible sólo para nuestros Mecenas. Prueba libremente la app estos primeros meses del período de prueba, y luego si quieres puedes cancelar en cualquier momento.



Dos terceras partes de los beneficios de las suscripciones irán a las monjas para apoyar sus actividades y su fundación de Notre-Dame de l’Écoute en Benín (África). Si quieres apoyar el proyecto desde el principio puedes hacerte Mecenas hoy mismo, y tendrás un descuento especial en la tarifa durante tres años.

Navega día a día usando el calendario solar normal

Controla tu cuenta y escucha a la carta con el plan Mecenas

Activa el modo nocturno y oscurece tu pantalla

Configuración. Cambia el idioma y el tamaño del texto

  • neumz-app


SOBRE EL PROYECTO

Neumz es el mayor proyecto de grabación nunca antes realizado


Desde una colina que se alza a orillas del río Durance, esta comunidad de cuarenta y cinco monjas viven retiradas del mundanal ruido en conexión con la naturaleza, llevando una vida contemplativa al ritmo del ora et labora, reza y trabaja, divisa de la Orden benedictina. Los días están divididos en los Oficios regulares de la Liturgia de las Horas, e incluyen la Misa diaria .

Sus años siguen los ciclos de la tierra y el calendario litúrgico, un ciclo de festividades en las que celebran a los Santos de la Iglesia y a través de los que meditan las Sagradas Escrituras. El proyecto completo abarca tres años de grabaciones, y presenta todo el repertorio gregoriano que incluye miles de obras (lo equivalente a más de 7000 CDs).

La grabación de los cantos se realiza en audio de alta resolución a cargo de los ingenieros de Odradek Records,un sello discográfico estadounidense democrático y sin ánimo de lucro, con un estudio de grabación en Pescara (Italia).

Testimonios


“… las grabaciones de estas voces claras sin acompañamiento están salpicadas con sonidos auténticos como el crujir de bancos de madera, alguna tos ocasional o un misal que se cae y sonidos de campanas”.





“Una idea audaz que este artista nacido en Estados Unidos ha estado llevando consigo desde que estudió música en Oxford. En esa época visitaba a menudo a su tía, que vivía en el monasterio de Jouques, y experimentaba una atmósfera que toda la teoría de la universidad no podía transmitir: el mundo misterioso y arcaico, tranquilo y remoto del canto gregoriano. Hoy quiere sacar este canto de su intimidad sagrada y llevarlo a todo el mundo para que podamos conocer la base de la tradición musical occidental”.





“Esta comunidad de monjas, fundada en 1967, espera que la recaudación del proyecto discográfico les permita sufragar los costes de su abadía en África, y que aporte paz, consuelo, esperanza y comunión a todas las personas aisladas durante la pandemia del coronavirus”.




ETAPAS DE DESARROLLO



La app no estará completa hasta 2022, cuando terminemos de grabar todos los cantos desde la abadía. De todas formas se podrá utilizar con todas sus funcionalidades, ofreciendo la experiencia completa al usuario mientras se van añadiendo los cantos a medida en que se graban.

El nuevo Ordo consiste en un ciclo de tres años, A-B-C. Nuestras grabaciones comenzaron en 2019, un año C, y ahora en 2020 estamos en un año A, así que hasta que hayamos grabado y añadido todos los cantos a nuestra base de datos habrá algunas discrepancias en los cantos del día con respecto al año litúrgico.

Abbey of Notre-Dame de Fidélité of Jouques, in French Provence.


La abadía de Jouques

La orden en Jouques, Francia

La abadía de Notre-Dame de Fidélité es un monasterio de monjas benedictinas ubicado en Jouques, cerca de Aix-en-Provence. Fundado en 1967 por monjas de la abadía de Saint-Louis du Temple en Limon (Essonne), el convento fue elevado a priorato autónomo en 1970, y en 1981 pasó a convertirse en una abadía. El aumento del número de vocaciones llevó a la comunidad a fundar en 1991 la abadía de Notre-Dame de Miséricorde en Rosans en la diócesis de Gap, y más tarde el monasterio Notre-Dame de l’Écoute en Benin (Pèporiyakou, diócesis de Natitingou), en 2005. La tercera abadesa de Jouques, la madre Marie Monique Guttin, fue elegida el 3 de agosto de 2017. En 2020 la comunidad cuenta con cuarenta y cinco monjas, de entre 26 y 85 años.

Para más información visite www.abbayedejouques.org

 

Abadía de Notre-Dame de Fidélité


Canto Gregoriano

La canción de amor más larga jamás grabada

Cantada desde hace más de 1000 años sin interrupciones






Canto gregoriano



El canto gregoriano es el canto de la Iglesia de Occidente.
Sus orígenes datan del s. VIII, y se extendió rápidamente por toda Europa. La orden benedictina lo adoptó como música para su liturgia, y se ha venido cultivando así desde entonces. Los neumas, del latín neuma, son signos que representan uno o más sonidos en notación.



La jornada monacal



La jornada monacal, que sigue los ritmos solares, se basa en el Salmo 113, A solis ortu usque ad occasum laudabile nomen Domini,

“Desde la salida del sol hasta su ocaso,
sea alabado el nombre del Señor”.

Todo el día se organiza alrededor de la Misa como eje central, al que se añaden las horas de oración del Oficio Divino, también llamado la Liturgia de las horas.




El oficio divino



En su Regla, San Benito establece una división equilibrada de la jornada monacal, dividida entre el rezo del Oficio –la Liturgia de las horas, designada de acuerdo con el progreso del curso solar–, la Lectio Divina (lectura divina), el trabajo manual o intelectual y el descanso.

A diferencia del repertorio de la Misa, el Oficio Divino se compone básicamente de antífonas (un tipo de estribillos) que introducen y concluyen la recitación de los Salmos, así como de responsorios (más o menos ornamentados), lecturas, himnos y oraciones de apertura y cierre. La Regla de San Benito estipula que los monjes han de cantar todas las semanas el Salterio completo (el Libro de los Salmos), cosa que se lleva a cabo desde el s. VI.

Neumz ofrece la posibilidad de escuchar las horas canónicas desde los maitines (Ad Matutinum), seguida de las laudes (Ad Laudes), pasando por las llamadas “horas menores” (tercera, sexta y novena) hasta llegar a la noche con las vísperas (Ad Vesperas), para finalizar el día con las completas (Ad Completorium).

    • Maitines: 5 de la mañana,
    • compuestos por dos o tres nocturnos,
    • y seguidos del desayuno
    • y el rezo personal
    Maitines
    • Laudes: 7:30 h.
    Laudes
    • Tercia: 10:30 h.,
    • seguida de la Misa
    • en las festividades
    • y luego trabajo
    Tercia
    • Sexta: 12:45 h.,
    • seguida de la comida,
    • descanso y tiempo de lectura
    Sexta
    • Nona: 14:45 h.,
    • seguida de trabajo
    Nona
    • Vísperas: 17:30 h.,
    • seguida del Capítulo
    • (reunión comunitaria)
    • y recreo
    Vísperas
    • Completas: 20:00 h.,
    • seguida del Gran Silencio
    • de la noche
    Completas


Horas canónicas



Las Horas canónicas u Oficios representan la división del día cristiano, con oraciones fijas recitadas o cantadas a unas horas particulares. A veces se habla de las Horas canónicas del oficio monástico, la Liturgia de las horas o el Oficio divino. El Libro de las horas contiene una selección de estas oraciones, y a menudo se decoraba profusamente. Las raíces de esta práctica se formalizaron en el s. VIII, y en el s. XI los seguidores de la Orden de San Benito volvieron a reformar las horas para reflejar la liturgia.

El canto gregoriano usado para cantar los oficios incluye generalmente antífonas basadas en los Salmos, con responsorios más complejos cantados en maitines que contrastan con los responsorios más simples de las horas menores y las completas.

Al final del Oficio se canta una de las cuatro Antífonas Marianas: Alma Redemptoris Mater, Ave Regina caelorum, Regina caeli laetare, o Salve, Regina. Estos cantos son relativamente tardíos, del s. XI, y son más ricos y complejos que la mayoría de las antífonas de los oficios.


La Misa

Neumz ofrece todas las partes
cantadas, entonadas, o recitadas
de la Misa y los Oficios.


De esta manera, en la Misa se pueden escuchar de acuerdo con el ciclo litúrgico los cantos del Ordinario (Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus, y Agnus Dei) y del Propio (Introitus, Graduale, Tractus, Alleluja, Offertorium and Communio).



Estructura de la Misa



La Misa es la forma principal de culto en la Iglesia Católica Romana, y se divide en dos partes principales: la Liturgia de la Palabra, que incluye lecturas de la Biblia y a menudo un serón, y la Liturgia de la Eucaristía, que culmina en el sacramento de la Comunión.

La palabra misa proviene del latín missa, usada al final del servicio para disolver a la congregación: Ite, missa est. La palabra católica significa “universal”, y la idea tras la Misa latina era la de orar en un lenguaje universal que pudiera ser entendido en cualquier parte del mundo. Tras el Concilio Vaticano II en los años 60, se aceptó comúnmente la misa en lengua vernácula.

En la tradición del canto llano, todas las secciones de la Misa pueden ser cantadas, incluyendo el Propio de la Misa. Muchos de los cantos gregorianos más complejos se encuentran en partes de la Misa con textos cortos y repetitivos, como el Kyrie y el Agnus Dei, así como en textos mayores como el Gloria y el Credo, y en Ofertorios, que son algunos de los ejemplos más antiguos de cantos particularmente ornamentados.



Estructura de la Misa (Forma Ordinaria)



también conocida como el Nuevo Ordo o la Misa de Pablo VI





El Ordinario



El Ordinario de la Misa casi no varía, independientemente del contexto litúrgico o la estación. Consta de cinco secciones principales, que se usan a menudo en musicalizaciones de la Misa: Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus y Agnus Dei.


La misa dominical suele comenzar con la unción de la congregación con agua bendita, un acto conocido como Asperges. El celebrante puede cantar una de dos antífonas Asperges me, o Vidi aquam, que se canta entre la Semana Santa y Pentecostés. Ambas antífonas se estructuran como el Introito de la Misa: primero el verso 1 (que incluye Aleluyas durante la Semana Santa); luego el verso 2 (tomado de los Salmos); luego en la Misa de Pío V (la forma “extraordinaria”) seguida de la doxology Gloria Patri (que se omite en tiempo de Pasión y nunca se usa en la forma “ordinaria” de la Misa de Pablo VI); y finalmente la repetición del verso 1. El canto antifonario Vidi aquam suele ser más florido y largo que el Asperges me.

Asperges me


Asperges me, Domine, hyssopo et mundabor,
Lavabis me, et super nivem dealbabor.
Miserere mei, Deus, secundum magnam misericordiam tuam.

Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto
Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen.

(Sólo en la forma extraordinaria)


Me rociarás, Señor
con el hisopo y seré purificado.
Me lavarás y seré más blanco que la nieve.
Ten piedad de mí, Señor,
según tu gran misericordia.

Gloria al Padre y el Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre,
y por los siglos de los siglos Amén.



Vidi aquam


Vidi aquam egredientem de templo, a latere dextro, alleluia:
Et omnes ad quos pervenit aqua ista, salvi facti sunt,
Et dicent: alleluia, alleluia.


Vi agua que sale del templo, desde su lado derecho, Aleluya:
Y todos los que vinieron a esta agua se salvaron,
y dirán: ¡Aleluya, Aleluya!

Excepcionalmente, el Kyrie está en griego y no en latín. En el rito extraordinario, consiste en tres articulaciones del Kyrie eleison (Señor, ten piedad), tres declamaciones del Christe eleison (Cristo, ten piedad) y una final triple del Kyrie eleison. En el rito ordinario, a excepción del Kyrie IX en el que la melodía no lo permite, hay solo dos articulaciones. Las melodías de los cantos reflejan a menudo la clara estructura de esta parte de la Misa. Por ejemplo, algunas melodías puede que eleven las tres declamaciones finales del Kyrie eleison a una altura superior que la del primer segmento del Kyrie para dar la sensación de llegada al clímax o conclusión final.
La doxología es una expresión de alabanza, como ya la encontramos en el Gloria Patri. En el Gloria del Ordinario de la Misa oímos la Gran doxología, un texto mayor que comienza con Gloria in excelsis deo, cantado por los ángeles en el relato de San Lucas del Nacimiento de Cristo. Dada la longitud de este texto, las estrofas del canto están partidas en frases musicales que se corresponden con el fluir de las palabras.

Gloria in excelsis Deo et in terra pax hominibus bonae voluntatis. Laudamus te, benedicimus te, adoramus te, glorificamus te, gratias agimus tibi propter magnam gloriam tuam, Domine Deus, Rex caelestis, Deus Pater omnipotens.

Domine Fili unigenite, Jesu Christe, Domine Deus, Agnus Dei, Filius Patris, qui tollis peccata mundi, miserere nobis; qui tollis peccata mundi, suscipe deprecationem nostram. Qui sedes ad dexteram Patris, miserere nobis.

Quoniam tu solus Sanctus, tu solus Dominus, tu solus Altissimus, Jesu Christe, cum Sancto Spiritu: in gloria Dei Patris. Amen.



Gloria en los altos cielos a Dios y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad. Te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias por tu inmensa gloria, Señor Dios, Rey Celestial, Dios Padre todopoderoso.

Señor Hijo unigénito, Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre, Tú que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas los pecados del mundo, acepta nuestra súplica. Tú que te sientas a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros.

Porque Tú eres el único santo, Tú el único señor, Tú el único altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. ¡Amén!

El Credo Niceno es un listado de creencias clave compilado orginariamente en el Primer Concilio de Nicea (hoy en día en la actual Turquía) en el s. IV. Como con el Gloria, la longitud del texto en sí se presta a que haya cortes naturales en el canto. El Credo fue el último canto del Ordinario en ser añadido a la Misa, con lo que hay relativamente pocas melodías diferentes de este canto en la tradición gregoriana.

Credo in unum Deum,
Patrem omnipotentem,
factorem cæli et terræ,
visibilium omnium et invisibilium.

Et in unum Dominum, Jesum Christum,
Filium Dei unigenitum,
et ex Patre natum ante omnia sæcula.
Deum de Deo, lumen de lumine, Deum verum de Deo vero,
genitum, non factum, consubstantialem Patri:
per quem omnia facta sunt.

Qui propter nos homines et propter nostram salutem
descendit de cælis.
Et incarnatus est de Spiritu Sancto
ex Maria Virgine, et homo factus est.

Crucifixus etiam pro nobis sub Pontio Pilato;
passus et sepultus est,
et resurrexit tertia die, secundum Scripturas,
et ascendit in cælum, sedet ad dexteram Patris.
Et iterum ventirus est cum gloria,
judicare vivos et mortuos,
cujus regni non erit finis.

Et in Spíritum Sanctum, Dominum et vivificantem:
qui ex Patre Filióque procedit.
Qui cum Patre et Filio simul adoratur et conglorificatur:
qui locutus est per prophetas.

Et unam, sanctam, catholicam et apostolicam Ecclesiam.
Confíteor unum baptisma in remissionem peccatorum.
Et exspecto resurrectionem mortuorum,
et vitam venturi sæculi. Amen.



Creo en Dios, Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, y subió a los cielos, está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén
Este canto comienza con tres declaraciones de la palabra “santo”, y está derivado del triple “kadosh” de la oración judía conocida como la Kedushah):

Sanctus, Sanctus, Sanctus
Dominus Deus Sabaoth.
Pleni sunt cæli et terra gloria tua.
Hosanna in excelsis.

Benedictus qui venit in nomine Domini.
Hosanna in excelsis.



Señor Dios de los Ejércitos.
El cielo y la tierra están llenos de tu gloria.
¡Hosanna! en las Alturas.

Bendito el que viene en nombre del Señor.
¡Hosanna! en las Alturas.


La segunda parte de esta oración es el Benedictus. El Sanctus y el Benedictus se oyen al final del prefacio de la oración eucarística. La clara estructura de estas partes, especialmente la repetición de las frases clave, se refleja a menudo en las estructuras musicales de los cantos.
Esta conmovedora oración enfatiza el sacrificio hecho por Cristo para todo el mundo: Él es el Cordero de Dios. Igual que sucede con otras oraciones que constan de frases repetidas, este canto repite frecuentemente los claros patrones de las palabras.

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis.
Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, dona nobis pacem.



Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.
Estas palabras pertenecen técnicamente al Ordinario de la Misa, pero como son tan breves se omiten generalmente de las musicalizaciones de los textos de la Misa y no han sido puestas en música tanto como otras secciones de la Misa. El Ite, missa est es la despedida al final de la Misa, que se reemplaza por Benedicamus Domino en misas penitenciales que omiten el Gloria, cantado durante periodos como el Adviento o la Semana Santa.

Ite, missa est podría traducirse por “Váyanse, [la congregación] ha sido enviada”. Estas profundas implicaciones de misión y de evangelización han sido a veces reemplazadas por despedidas en lengua vulgar. El canto del Benedicamus Domino (“Bendigamos al Señor”) es a menudo idéntico al del Ite, missa est. El Benedicamus Deo también se canta como un versículo al final de todos los versículo al final de todos los oficios of the canonical hours. de las horas canónicas. La respuesta es Deo gratias: “Demos gracias a Dios”.

Los Propios



El Propio de la Misa abarca otras secciones que pueden variar dependiendo del contexto litúrgico o del tiempo del año, e incluye el Introito, Graduale, Alleluia (excepto en Cuaresma), Tract (Cuaresma), Offertorio y Comunión.


El Introito o antífona de entrada se canta cuando entran los oficiantes. Consiste generalmente en un estribillo llamado antífona, seguido de un versículo del salmo (time permitting), de nuevo se repite la antífona, se entona la doxología del Gloria Patri y para cerrar se canta una nueva vuelta de la antífona. Las melodías del Introito se suelen caracterizar por ser tonos recitados, en los que una nota se repite muchas veces mientras se articulan las palabras.
Los Graduales se cantan tras la lectura del Nuevo Testamento. Un Gradual es un canto responsorial, generalmente alternado con un verso ornamentado que se suele cantar a solo, y al que a veces sigue una nueva vuelta de la sección inicial para crear una estructura simétrica de tres partes. Las melodías del Gradual a menudo se crean mediante un proceso llamado centonización, en el que motivos ya existentes se empalman a modo de collage, creando una familia de melodías distintas pero emparentadas con el mismo material.

El Aleluya se canta antes de la lectura del Evangelio, excepto en épocas penitenciales como el Adviento, en las que se canta un Tracto. Los aleluyas tienen dos secciones: el aleluya propiamente dicho y luego un versículo del Salmo, ambos ligados mediante un jubilus, que es un largo y alegre melisma (muchas notas en una sílaba) en la última vocal del aleluya, y luego se oye el mismo jubilus al final del verso. El canto llamado Tracto, como el Gradual, se elabora usando la técnica de la centonización y se basa normalmente en un texto del Salmo.

La práctica de añadir palabras a este largo melisma del jubilus del Aleluya es posible que haya originado otra forma de canto conocida como la Secuencia. Este tipo de poemas cantados, estructurados mediante coplas, no forman parte de la liturgia oficial, pero son una parte importante del repertorio gregoriano.
Los ofertorios se cantan durante la preparación de las ofrendas eucarísticas del pan y el vino. Antes del s. XII, los cantos gregorianos del Ofertorio incluían a menudo versos muy elaborados, pero esta práctica se perdió más adelante y el Ofertorio se pasó a estructurar en un modo similar al del Gradual o al de otros cantos responsoriales, con un verso contrastante seguido de la repetición de la sección inicial, conocido como repetenda.
Los cantos de Comunión se cantan durante la distribución de la Eucaristía, y su estructura se asemeja a la del Introito, con una antífona (estribillo) seguida de una serie de versículos del Salmo. Algunos cantos de Comunión son tonalmente ambiguos y difíciles de categorizar siguiendo los modos del canto gregoriano.


Más información sobre el canto gregoriano:





Historia del canto gregoriano

Una breve historia
Cómo leer notación cuadrada

Más información
Diferencias entre los ritos
nuevo y antiguo


Estructura de la Misa Tridentina

(Extraordinaria/Misa de Pío V)

Otros cantos
tradiciones occidentales y orientales


Ritos católicos y variaciones

Noticias

Últimas noticias

Noticias

Complete Gregorian Chant – In the Palm of your Hand – Pentecost Launch!

After a year of collected recordings, Neumz launches at Pentecost, traditionally the celebration of the first fruits of the harvest. It is on this day that a "mighty rushing wind"...
Leer más